PIONEROS Marc Benioff | Trailblazer

PIONEROS Marc Benioff

PIONEROS Marc Benioff | Reseña y Análisis del Libro Trailblazer: El poder de las empresas como la mayor plataforma para el cambio

El autor de libro, Marc Russell Benioff, es un reconocido empresario estadounidense de Internet con un patrimonio neto de 6.5 Mil Millones de dólares. Es el fundador, presidente y co-CEO de Salesforce, una empresa de computación en la nube empresarial.

PIONEROS: El poder de las empresas como la mayor plataforma para el cambio

La búsqueda de la iluminación espiritual no es un concepto desconocido para los pioneros de Silicon Valley. Pero pocos han llevado la idea tan lejos como Marc Benioff.

Abandonó una exitosa carrera en el gigante de software Oracle para emprender un viaje de reflexión a la India en 1996, que más tarde lo inspiró a establecer Salesforce como una empresa para canalizar sus valores.

Desde entonces, ha ido más allá que la mayoría de sus colegas en la puesta en práctica de algunos de estos valores como “director ejecutivo activista”: hablando en contra de la legislación estatal discriminatoria que amenaza los derechos de as minorías; presionando a favor de un impuesto a las grandes tecnológicas en San Francisco para abordar el problema de los sin techo; y comprando la compañía de medios Time para apoyar a “una prensa libre y abierta”.

En Salesforce, ha presionado a favor de la igualdad de remuneración para el personal femenino y de minorías, y ha sido pionero en un modelo “1-1-1” para donar el 1 % de los productos, la equidad y el tiempo del personal de la empresa a causas filantrópicas.

Ha instalado salas de mindfulness en cada piso, ha proporcionado baristas que producen café gourmet, ha ofrecido tiempo libre remunerado para el voluntariado del personal y ha nombrado a un oficial jefe de ética y uso humano.

Todo esto es más fácil en un contexto de crecimiento, por supuesto. Tal y como lo describe en su libro PIONEROS (Trailblazer).

Salesforce fue pionera en la gestión de las relaciones con los clientes, ofreciendo incluso a las pequeñas organizaciones acceso a tecnología de transformación, utilizando servidores y software basados en la nube, liberándolas de un sinfín de costosas actualizaciones.

Benioff describe cómo “dio la vuelta a su organización al revés”: permitiendo el desarrollo de aplicaciones de software por parte de personas que no son empleados; potenciando a los defensores externos de “Trailblazer” dentro de las organizaciones de sus clientes; y creando Dreamforce, la extravagancia de un festival en expansión que organiza cada año para el personal y los clientes en San Francisco.

Explica a todo el personal las prácticas de comunicación potencialmente arriesgadas, incluyendo las reuniones en directo fuera de las instalaciones de los ejecutivos, el lanzamiento de Chatter, una red social interna que se convirtió en un vehículo para los reclamos del personal, y el compartir los problemas con los clientes.

Es fácil burlarse de iniciativas exóticas: llamar a la cultura corporativa “Ohana” (el concepto hawaiano de valores familiares compartidos) parece fácil. Comenzar las reuniones de gerencia con mindfulness (técnica de meditación) es quizás más fácil para el jefe que para los empleados más jóvenes. El personal podría haber acogido con satisfacción unas vacaciones más largas y remuneradas que las vacaciones voluntarias remuneradas.

Y lo que es más importante, hay poca discusión en el libro acerca de si los valores que él abraza han impulsado el éxito de Salesforce o han sido una indulgencia que sus beneficios han permitido.

Hay, por ejemplo, pocos datos sobre la contratación o la retención, cifras que podrían proporcionar pruebas significativas de la eficacia de su enfoque. Tampoco hay mucha introspección. Afirma en algunas líneas que la honestidad de su padre y los $20 que su abuelo entregó a las personas sin hogar fueron inspiraciones fundamentales. Hay pocos detalles sobre la sabiduría dispensada por sus consejeros espirituales indios, japoneses y vietnamitas, o cómo interpreta sus consejos.

A su favor, Benioff reconoce las contribuciones de sus compañeros ejecutivos y admite errores personales. Describe, por ejemplo, su determinación inicial de comprar Twitter a pesar de los consejos de otros y la inercia periódica de Salesforce para responder a las necesidades cambiantes de los clientes.

Sin embargo, apenas se preocupa por el desarrollo de sus puntos de vista sobre las causas sociales progresistas. Se presentan brevemente como hechos consumados sin descripción de ninguna confusión interna o resistencia externa.

Describe su decisión en 2018 de dar un paso atrás en las operaciones corporativas diarias, pero no explora los antecedentes de la muy disputada decisión de compartir su puesto de director general con un colega.

Este libro destaca algunas de las acciones progresistas más impresionantes de Benioff, pero sólo rasca la superficie de los motivos que hay detrás de los valores que practica.

De todas maneras, es un libro que vale la pena leer para adentrarse en la mente de uno de los grandes emprendedores del Siglo 21.

Facebook Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here